CIUDAD DE MEXICO (proceso.com.mx).- El virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer el contenido de la carta que envió al presidente estadunidense Donald Trump, en la que lo convoca a concluir cuanto antes la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para no prolongar la incertidumbre.

En rueda de prensa realizada en la casa de transición, el tabasqueño estuvo acompañado de Marcelo Ebrad Casaubón, quien es propuesto canciller para el próximo gobierno, y dio lectura a la misiva.

López Obrador planteó Trump:

“Vale la pena hacer un esfuerzo por concluir la renegociación del TLCAN. Pienso que prolongar la incertidumbre podría afectar inversiones a mediano y largo plazo, lo cual, evidentemente dificulta el crecimiento económico de México y, por ende, la estrategia del gobierno que habré de encabezar”.

El líder de Morena también advirtió al mandatario estadounidense que “habrá muchos cambios” en el país, pero aseguró que se le dará prioridad al TLCAN en el que participará el equipo de transición en conjunto con los negociadores del gobierno de Enrique Peña Nieto.

En la carta de siete cuartillas, López Obrador manifestó sus objetivos en la nueva etapa de la relación bilateral de México con Estados Unidos como el desarrollo a lo largo de los tres mil kilómetros de frontera con Estados Unidos; atender las causas que provocan el fenómeno migratorio; así como el cuidado de las fronteras para evitar el tráfico de armas y drogas.

En el tema de migración, propuso la creación de un fondo para el desarrollo de Centroamérica, en el que tanto Estados Unidos, México y los países centroamericanos aportarían una cantidad de recursos adecuados a sus posibilidades económicas para impulsar el empleo y así evitar el flujo migratorio hacia Estados Unidos.

Marcelo Ebrad adelantó que el miércoles 26 de julio recibirán a la delegación canadiense en las instalaciones de la Colonia Roma, además en la semana se reunirá el equipo de transición con representantes de los países de la Alianza del Pacífico, principalmente las economías de América del Sur.

“Se destinaría el 75 por ciento para crear empleos y el 25 por ciento para el control fronterizo. De esta manera, trabajaríamos para hacer económicamente innecesaria la migración de sus ciudadanos”, explicó Ebrad.

Con información de PROCESO